Es importante aprender a construir o fortalecer la capacidad para prepararse, adaptarse y recuperarse frente a situaciones de desafío estrés o adversidad; a esto se le llama RESILIENCIA.
Esta capacidad se relaciona con la cantidad de energía que tenemos a disposición, que, a su vez, está relacionada con la manera de manejar las emociones.
DESARROLLO DE RESILIENCIA
Para desarrollar y fortalecer nuestra resiliencia tenemos que estirar y optimizar nuestras capacidades energéticas poco a poco, así como aumentamos gradualmente intensidad y tiempo de entrenamiento cuando queremos mejorar nuestra condición física; el objetivo es lograr estabilizar la LÍNEA BASE en un nivel más alto. Existen ejercicios de regulación emocional e intelectual que desarrollan nuestra fortaleza en esas áreas, lo que ocasiona la optimización de los niveles de energía disponibles en el día a día.
HEARTMATH® INSTITUTE
DIMENSIONES DE LA ENERGÍA
Todos los seres humanos disponemos de una cantidad diaria de energía para desempeñarse a nivel físico, emocional y psíquico; estas áreas de desempeño, están íntimamente relacionadas, lo que implica que lo que sucede en una, afecte a las otras, algo como un efecto dominó.
¿DE DÓNDE VIENE NUESTRA ENERGÍA?
El sueño y la alimentación son las dos formas básicas que tenemos para obtener y recargar nuestra energía diaria, sin embargo, las personas tendemos a gastar mucha más de la que disponemos y es justo en las dimensiones mental y emocional, donde desperdiciamos innecesariamente la mayor cantidad de energía.
Lo más interesante es que cuando la energía ya está muy comprometida, la calidad del sueño y los procesos de alimentación se ven seriamente comprometidos
HEARTMATH® INSTITUTE
EL PAPEL DE LAS EMOCIONES EN NUESTRO BIENESTAR EN GENERAL
Las emociones nos motivan, jerarquizan nuestros intereses y determinan nuestro gasto energético, éstas son detonadores de nuestra fisiología, principalmente de los sistemas nervioso y hormonal.
Emociones de diferentes tipos, provocan cambios bioquímicos que intervienen en los procesos de descarga y renovación de energía. La impaciencia, ansiedad, frustración y tristeza reducen la resiliencia y afectan nuestra capacidad para pensar con claridad, la manera de comunicarnos y nuestra salud en general, a largo plazo.
La pérdida de energía no sólo sucede al experimentar un arranque emocional o un evento emocionalmente impactante, también, las emociones sutiles, silenciosas y continuas, afectan nuestra fisiología, rendimiento, resiliencia y salud en general.
CORTISOL Y DHEA (SISTEMA HORMONAL)
El cortisol, conocido también como la hormona del estrés, se produce incluso, durante una breve reacción emocional, por ejemplo, al impacientarnos o sentirnos ansiosos.
La presencia del cortisol en nuestro organismo, genera una serie de cambios fisiológicos con duración de hasta 12 horas, esto explica porqué después de un día estresante, es complicado conciliar el sueño pese a sentirnos cansados.
Emociones como el agradecimiento, el aprecio, el amor y la paciencia, actúan positivamente en nuestra fisiología, éstas inician una serie de reacciones bioquímicas en las que se liberan hormonas como el DHEA, que se asocia a un sistema inmune más fuerte, de mayor vitalidad y rejuvenecimiento.
COHERENCIA
Es un término que implica orden, estructura, armonía y alineación dentro de cualquier sistema. Todo se correlaciona y equilibra completamente, en este contexto, nada puede considerarse separado o solo.
Cuando estamos en coherencia, nuestro corazón, mente y cuerpo están sincronizados, equilibrados y unidos en un sentimiento de totalidad.
La coherencia se construye o destruye a partir de UNO MISMO en un estado armónico que se refleja en nuestra fisiología y que puede ser medido objetivamente.
Muchos científicos contemporáneos, consideran que el estado subyacente de nuestros procesos fisiológicos, determina la calidad y estabilidad de los sentimientos y emociones que experimentamos, a esto, se agrega la evidencia de que las emociones alteran la actividad de los sistemas fisiológicos del cuerpo, así como las actitudes positivas y SINCERAS, proporcionan beneficios que mejoran el funcionamiento fisiológico, psicológico y social.
COHERENCIA OPERATIVA
La coherencia operativa o "personalidad en movimiento", se basa en la capacidad de auto-regularse y mantener compostura, incluso frente a situaciones sumamente estresantes, por ejemplo, el tránsito excesivo, presiones laborales, cambios políticos o administrativos y diversas situaciones desafiantes en el hogar.
HEARTMATH® INSTITUTE